Tratamiento de excelencia de roturas fibrilares

doctorpierna-_1.jpg
A través de los tendones, los músculos se insertan en los huesos y proporcionan la fuerza necesaria para movernos. En actividades que requieren movimientos explosivos, esta fuerza puede llegar a ser tan grande que se produce una rotura parcial o completa de los tejidos. Esto puede ocurrir en el mismo músculo, en la unión del tendón con el hueso o en la unión del tendón con el músculo.

Las roturas pueden suceder en cualquier músculo, pero son más comunes en la parte baja de la espalda, el cuello, los hombros y el tendón de la corva, que es el músculo detrás de su muslo.

Estas roturas pueden causar dolor y pueden limitar el movimiento dentro del grupo muscular afectado. Las roturas de leve a moderadas pueden ser tratadas con éxito en casa con hielo, calor y medicamentos anti-inflamatorios. Sin embargo, las roturas severas requieren tratamiento médico.

Diagnóstico de roturas fibrilares

Busque atención médica en cualquiera de los siguientes casos:

  • El dolor no desaparece después de una semana.
  • El área lesionada está adormecida.
  • Sale sangre de la lesión.
  • No puede caminar.
  • No puede mover los brazos o las piernas.

Como expertos en rehabilitación deportiva, el Dr. Alcañiz y el Dr. Sebastiá llevan a cabo un tratamiento de excelencia de las roturas fibrilares. El primer paso es el diagnóstico en la consulta, complementado mediante una ecografía, para determinar la localización y la severidad de la rotura. La severidad es directamente proporcional a la cantidad de tejido alcanzado, al hematoma producido y al músculo lesionado.

Tratamiento de roturas fibrilares

Tras el diagnóstico, los doctores recomiendan la línea de tratamiento más adecuada según el grado y localización de la lesión y el estilo de vida del paciente. El tratamiento puede incluir la evacuación del hematoma, infiltración con factores plaquetarios, fisioterapia… Es importante continuar con las visitas médicas y ecografías durante el proceso para confirmar el resultado de los tratamientos.

El tiempo de recuperación depende de la gravedad de la lesión. Para una rotura leve, es posible que pueda volver a sus actividades normales en un plazo de tres a seis semanas. Para las roturas más graves, la recuperación puede tardar varios meses y requerir cirugía y terapia física.

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas se recuperan por completo. Es importante que adopte medidas para evitar sufrir la misma lesión de nuevo. Siga las instrucciones del médico después del tratamiento y no realice actividad física intensa hasta que los músculos se hayan curado por completo.


YpsilonTratamiento de excelencia de roturas fibrilares