El Dr. Alcañiz revisa y comenta los últimos avances en células mesenquimales

Ypsilon Artículos

CÉLULAS MADRE EN ARTROSIS

La artrosis es una enfermedad caracterizada por la degeración del cartílago articular, quistes subcondrales, estrechamiento del espacio articular, inflamación sinovial y formación de osteofitos. La artrosis aparece mayormente en la población mayor. Puede afectar cualquier articulación, incluso a aquellas que no cargan peso. Las opciones de tratamiento conservador (sin cirugía) están encaminadas al control del dolor: fisioterapia, electroterapia, infiltraciones de ácido hialurónico, antiinflamatorios y analgésicos. El problema de estas terapias es que no son efectivas a largo plazo. La falta de un tratamiento conservador efectivo junto con los y altos costes de la colocación de prótesis ha conducido a los investigadores hacia la aplicación de células estromales multipotentes (células madre) para la reparación del cartílago.

Estas células tienen la capacidad de diferenciarse en cualquier tipo de tejido incluido hueso, grasa, cartílago o muscular. Estas cálulas son responsables del mantenimiento y reparación de los tejido.

¿De dónde se obtienen las células madre?

Se encuentran en varias partes del cuerpo: médula ósea, sangre periférica, sangre del cordón umbilical, tejido  adiposo (grasa) y músculo esquelético y cardiaco.

Primeramente se utilizaban las células de médula ósea. Se obtenían de la cresta iliaca, tibia y fémur. Posteriormente estas células requerían un cultivo para conseguir una cantidad suficiente para ser usadas.

Actualmente se obtiene del tejido adiposo donde son hasta 1000 veces más numerosas por gramo que en la médula ósea. De esta forma las células obtenidas se pueden aplicar directamente sin necesidad de cultivo. Las células de tejido adiposo se obtienen de forma sencilla mediante una liposucción. Se hacen 2 incisiones sencillas a cada lado del abdomen, por esas incisiones se irriga lidocaína (anestésico local), posteriormente se introduce la cánula para succionar la grasa hasta llenar una jeringa de 50 ml. La grasa obtenida se introduce en un dispositivo que contiene una malla que separará la grasa de la sangre. Una vez separada, se incuba con colagenasa, una sustancia que separa las células de los tejidos donde están adheridas. A continuación, se centrifuga para separar y purificar las células. Para finalizar, se inyectan las células obtenidas en la articulación afectada.  

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.cuidateplus.com/belleza-y-piel/diccionario/liposuccion.html

En estudios para determinar la dosis óptima se encontró que aunque aparecían resultados positivos a partir de 10 millones células, los mejores resultados se obtenían con la inyección de más de 50 millones de células.

 

¿Cómo funcionan las células madre?

Suprimen la respuesta inflamatoria de los linfocitos (glóbulos blancos) presentes en la membrana sinovial.

Se transforman en células progenitoras de condrocitos que ayudan a restaurar la zona superficial del cartílago produciendo glicoproteína lubricante para disminuir la fricción en el cartílago articular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5605352/

 

 

 

 

 

 

https://corpoumanowiki.wikispaces.com/cart%C3%ADlago+articular

¿Qué resultados se pueden esperar?

Según algunos estudios, la mejoría del dolor se prolongó durante 24 meses después de  la infiltración con células madre. También se obtuvo una mejoría en la calidad de vida en los pacientes que fueron tratados con células madre.

A algunos pacientes, se les realizó una artroscopia 2 años después del tratamiento con células madre, apreciándose reparación del cartílago.

Se encontró mejoría del cartílago articular medido con una técnica especial de resonancia magnética para evaluar el grosor del cartílago.

También se encontró que cuando se analizaba el cartílago al microscopio, este era de mejor calidad que el cartílago de los pacientes no tratados con células madre.

No menos importante, es la ausencia  de efectos adversos graves en todos los estudios que se analizaron. Los efectos adversos más frecuentes fueron dolor e hinchazón de la articulación.

El tratamiento con infiltración de células madre es una buena  opción  para  los pacientes con artrosis, se ha comprobado mejoría del dolor duradera en el tiempo, reparación del cartílago y ausencia de efectos secundarios.

YpsilonEl Dr. Alcañiz revisa y comenta los últimos avances en células mesenquimales